Capirotes regados: la polémica del video del SEFF

Capirotes regados: la polémica del video del SEFF

seffdeldeseo

 

Piedad Bejarano | La semana pasada el Festival de Cine Europeo (SEFF) hacía público el vídeo promocional de esta edición que, en esta Sevilla de tradiciones arraigadas, levantó algunas ampollas. Paco Campano, realizador del vídeo, parodiaba la famosa escena de la Ley del deseo (1987) de Pedro Almodóvar en la que Carmen Maura pedía que la regaran en medio de la calle. En este caso, y bajo el título El SEFF del deseo, Campano ha sustituido a una sensual Maura por un nazareno de túnica blanca fácil de ubicar en el ideario semanasantero que todo sevillano tiene instalado en su mente desde la infancia.

Aquí os dejamos ambos vídeos en cuestión.

Independientemente de que guste más o menos – pues en estas cosas es como todo, hay quienes lo tildan de trasgresor, otros de manido y otros incluso de ofensivo – ha escandalizado a algunos fervientes capillitas, volviendo al eterno problema de convivencia cultural sevillana: que no nos toquen los hábitos – o las túnicas -, por un lado, que los muñecos de madera y la carrera oficial nos impiden el paso al centro para tomar cerveza y qué coñazo, por otro.

Sí, quizá no sea justo reducirlo todo a eso. Quizá es caer en el mismo error que parece intrínseco en nuestra mentalidad sevillana: reducir, blanco o negro, capillitas y modernos. Hacía poco leía una certera entrevista al responsable de LAB, Alejandro Rojas, que hablaba precisamente de este asunto: el por qué tiene que estar reñida la tradición con la abertura a la cultura y a la contemporaneidad.

Quizá la lectura de este vídeo no sea tanto si el SEFF ha usado la imagen de un nazareno – que por otro lado no pertenece a ninguna hermandad – como que ha pretendido reírse del estereotipo, independientemente de que lo haya conseguido o no. Quien se haya sentido ofendido, está en su legítimo derecho, pero debería ser momento de saber mirar las cosas con un poco de perspectiva.

Habría que dejar de reducir la Semana Santa a algo meramente religioso y más antropológico y cultural, como una representación artística para muchos y que, por otro lado, tiene un alto componente de tradición familiar. Por otro lado, si desde las instituciones se hace una mirada concienzuda a como Sevilla no puede estar reducida únicamente a la Semana Santa y la Feria, ofreciendo un reflejo mermado de lo que realmente es la ciudad, hervidero en los últimos tiempos de múltiples ofertas culturales de calidad – como es el caso del SEFF – y se apuestan por iniciativas culturales fuera aparte de lo folclórico, quizá podamos estar orgullosos nuestra ciudad. Que si algo la caracteriza no son los estereotipos que se venden en series y películas reduciendo al sevillano a algo que realmente no se corresponde en mayoría con la realidad, sino más bien una ciudad de contrastes y convivencia, y que, porque no, sabe reírse de sí misma.

No es la primera vez que la cultura o el arte se ha topado con la iglesia, o más bien, con las hermandades. Bien conocidos fueron los problemas que tuvo la revista Mongolia con la intocable Macarena, o a las críticas a las que ha sido sometida Uma Thurman por vestirse de dolorosa en su visita a Sevilla.  Absurdo por donde se mire en un país laico y con libertad de expresión, dando por sabido siempre en que nunca se faltó al respeto en ninguno de los casos.

Más aún en los últimos tiempos, y sin menospreciar importantes tareas que hacen las hermandades a nivel social y caritativo en esta ciudad, quizá no deberían indignarse tanto porque un nazareno pida ser regado en la puerta de la Sala X – como si los armaos de la Macarena no se saliesen en el Salvador a tomarse la cervecita de rigor y todo fuera un ideario de gente seria – cuando hay muchas vergüenzas en las hermandades que bien han sido silenciadas y nada censuradas por muchos beatos, como la polémica con el hermano mayor de la hermandad Pasión.

Todos a las salas en noviembre, a disfrutar del cine. Y los capirotes en casa.

Comentarios

Post your comments

Suscríbete a Sevilla Visual

Síguenos

Sevilla Visual es un medio de comunicación independiente multimedia de Sevilla.