¿Qué hacer si te suspenden injustamente en la universidad?

¿Qué hacer si te suspenden injustamente en la universidad?

• Si no quedas conforme con tu nota puedes pedir una segunda corrección
• Lee la normativa de exámenes e infórmate de las alternativas que existen

 

examenes universidad

 

Te has llevado semanas (o dos días, es igual) preparando un examen y te han dado a base de bien en el examen o en la corrección. Lo primero que piensas es en tirarte por la ventana o con tirar a alguien. Las injusticias duelen, y más cuando repercuten en tu nota e indirectamente en tu bolsillo. Desesperarte y ponerte a soltar improperios no va a solucionar nada y agobiarte tampoco. Pero tranquilo, vamos a hacer las cosas bien, con tranquilidad y como se deben llevar a cabo.

José Granero  | Lo primero que deberías hacer es ser crítico contigo mismo. ¿Realmente te han suspendido de forma injusta? ¿De verdad el examen que has hecho está como para aprobar? No te fijes en los demás, piensa sólo en tu examen. Suspender después de haber estudiado o pudiendo perder una beca duele, pero no te aferres a que te han suspendido por la cara si sabes que no es así. Si después de hacer este ejercicio sigues pensando que mereces otra nota, relájate y piensa en el primer paso.

 

Revisión de exámenes

Ve a hablar con el profesor. El profesor tiene un plazo máximo de veinte días desde que se celebra el examen para publicar las notas, según el artículo 25.2 de la Normativa Reguladora de la Evaluación . Además, son provisionales, en ningún caso finales. Los alumnos tienen derecho a que se revise la nota de suevaluación, y el profesor tiene que poner al menos dos revisiones entre los seis días siguientes a la publicación de las notas provisionales (art. 26.2). No hace falta que pidas ir a revisión ni avisar al profesor: tiene que estar allí a la hora que fije, y si no está puedes reclamar (art. 26.1).

Lo ideal es que vayas a hablar con el profesor a ver si ha habido alguna confusión a la hora de evaluar tu examen. Ve tranquilo, a ver qué pasa. Muchas veces se traspapelan exámenes, el profesor se equivoca al sumar… Es normal, somos humanos. Intenta razonar con el profesor. Que te explique en qué has fallado en el examen o en el trabajo. Mira el examen con tus propios ojos, tienes derecho a verlo y el profesor no negarse a enseñártelo (art. 26.3). Si no te lo quiere enseñar, dile que estás en tu derecho. Aunque no es algo habitual, a veces algún profesor lo hace. Puede haber varios problemas, desde que te apruebe hasta que haya perdido tu examen. Puede ser que no te hubiera sumado bien la nota o mil cosas más. De cualquier forma, si después de salir de la corrección no te has quedado conforme sigues teniendo una oportunidad.

 

Recurso de apelación

Si piensas que no estás ante una situación justa, habla con tus compañeros.  A ver si eres el único o hay situaciones iguales o parecidas. Después, ve a Delegación de Alumnos y coméntales tu situación. Nadie mejor que ellos para orientarte y para decirte tus posibilidades y alternativas. Según la normativa, tienes derecho a poner un recurso de apelación (art. 33), que consiste en que solicitas que un tribunal del departamento correspondiente revise la situación y actúe en consecuencia. Lo solicitas con un impreso que se recoge en Secretaría y donde expones tu caso, pidiendo un recurso de apelación. Tienes una semana desde que se publican las calificaciones definitivas. Una vez que presentas el escrito, se pondrán en contacto contigo desde el departamento correspondiente. El profesor afectado tiene derecho a presentar alegaciones a tu recurso ante el tribunal de apelación. Una vez que el profesor las presente, el tribunal tiene que comunicártelo y tienes derecho a verlas, por lo que el secretario del tribunal debería enviártelas (art. 35.3).

Este punto es extremadamente importante, porque en base a lo que el profesor reclame puedes intentar defenderte e intentar refutar sus alegaciones, siempre en el marco de la normativa. Tienes cinco días desde que te comuniquen las alegaciones del profesor para presentar las tuyas. Estudia muy bien la normativa de exámenes y el programa de la asignatura. Usa un lenguaje correcto y dirígete al profesor y al tribunal con respeto, e intenta demostrar por qué tienes razón. Es fundamental que te bases en la normativa y que todo lo que alegues lo justifiques según los artículos de ésta. También juega a tu favor si el examen se ha desviado en algún punto del programa de la asignatura. Si te resulta complicado o tienes alguna duda, consulta con Delegación, que seguro que están encantados de ayudarte. Puedes presentar pruebas que avalen tus argumentos, como fotos demostrando que el profesor sobrepasó la fecha de publicación de notas provisionales, por poner un ejemplo.

Una vez que las envíes, el tribunal de apelación se reúne y decide qué hacer contigo. Cuando adopten una resolución lo comunicarán al estudiante y al profesor correspondiente. Si has aprobado o te han subido la nota, enhorabuena, lo has conseguido. Si no lo consigues, piensa en presentarte a la siguiente convocatoria. Te quedaría el “recurso de alzada” ante el rector (art. 36), pero probablemente no servirá de mucho.

El principal problema a la hora de reclamar una nota es la falta de conocimiento de la normativa y de los procesos y recursos que existen para ello. Esperamos que no tengas que recurrir a ellos pero por si acaso, ojalá te sirva esta publicación.

 

Publicado originalmente en El Megáfono de la FCom por José Granero

Comentarios

Post your comments

Suscríbete a Sevilla Visual

Síguenos

Sevilla Visual es un medio de comunicación independiente multimedia de Sevilla.