El lobo desaparecerá de Andalucía si la Junta no actúa

El lobo desaparecerá de Andalucía si la Junta no actúa

  • A pesar de que se calculan más o menos 50 ejemplares, no se le da la catalogación de Especie en Peligro de Extición

  • 16 organizaciones ecologistas de toda la península se unen en un hito sin precedentes para la defensa del lobo ibérico en Andalucía

 

Juanjo Carmona (WWF) y José Luis Anguita (Ecologistas en Acción)

Juanjo Carmona (WWF) y José Luis Anguita (Ecologistas en Acción)

Julia S. Martínez | Desde hace décadas, la población de lobo ibérico en Andalucía se ha reducido drásticamente, por ello hoy se han reunido en rueda de prensa miembros de WWF y Ecologistas en Acción en representación de otros 16 colectivos ecologistas para exigir las medidas necesarias para la conservación de la especie.

Las últimas estimaciones de grupos reproductores en Andalucía dan como resultado un único grupo reproductor, lo que pone de manifiesto la problemática poblacional por la que pasa el lobo, además de la genética.

En 2011, Ecologistas en Acción entregó una solicitud a los responsables administrativos de la Junta de Andalucía que demandaba su catalogación como especie En Peligro de Extinción dentro de la comunidad autónoma, con lo que se tendría que crear un Plan de Recuperación asociado. Esta solicitud se denegó, alegando por parte de la Junta de Andalucía que esta especie ya disfrutaba de los beneficios de su consideración como especie de Interés Común, con lo que no se contemplaba adoptar medidas adicionales. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza el lobo ibérico está en la península en una categoría de Casi Amenazado, es decir, que falta una categoría más para que sea considerado internacionalmente como En Peligro de Extinción.

El problema es que la especie se concentra en el noroeste peninsular y en Sierra Morena, que era uno de sus lugares de residencia común, están desapareciendo. También es alarmante que no se sepa con exactitud la población total de lobos en Andalucía, ya que se basan en indicios y no en una metodología directa, como pruebas genéticas o seguimiento fotográfico. Es decir, que si se encuentran huellas o heces de animales similares a los que produciría un lobo se catalogaría como tal.

Las entidades ecologistas convocantes tienen ciertas medidas que aseguran que se deben tomar como urgentes para la conservación de la especie. La primera de ellas es la correcta catalogación del lobo en Andalucía como especie en Peligro de Extinción, lo que nos deriva a la segunda medida que sería la puesta en marcha inmediata de un Plan de Recuperación como ya se hiciera con el lince ibérico, con ese informe se tendrían que poner plazos y metodologías de actuación ante el trato a la especie. La revisión del modelo cinegético de explotación de las fincas, es decir, la caza. Aseguran desde estas organizaciones, que los intereses económicos presionan de una manera u otra para no atender a las necesidades del lobo como especie. Al estar los cotos de caza vallados, la dispersión de las especies terrestres es mucho más complicada, lo que lleva a que no se puedan mover libremente quedando aislados y sin posibilidad de reproducción. Además también se apela a la utilización de las fincas públicas, que en total sumarían 1.300.000 hectáreas, y que están subexplotadas ya sea en materia agrícola o como explotación ecológica.

Además, se denuncia que la Junta de Andalucía está incumpliendo su propia normativa, ya que en el decreto 23/2012 emitido por la Consejería de Medio Ambiente se reglamenta la actividad de las Administraciones Públicas de Andalucía y se regulan las autorizaciones para las excepciones al régimen general de protección de la flora y la fauna silvestre, los centros de conservación, recuperación y reintroducción de especies silvestres, la elaboración de los planes de protección de dichas especies y los catálogos y registros públicos sobre dicha materia.

¡Que viene el lobo!

El lobo, tradicionalmente se tiene como una especie hostil y peligrosa para el ser humano. Prejuicios históricos para estos animales, que cuando existían los ganados trashumantes sobrevivían de la caza de los miembros del rebaño despistados. Pero desde hace muchos años (aproximadamente desde la década de los años 50 del siglo pasado) no se tiene constancia de ataques al ser humano. Hace poco, a principio de este mes surgió una gran polémica entre el grupo ecologista Lobo Marley y los ganaderos de la Sierra Norte madrileña. Una noticia surgida en el Diario Sierra Norte aseguraba que un ganadero de la zona había sufrido un ataque por tres lobos salvajes. Las asociaciones en defensa del lobo procedieron a desmentir el hecho argumentando el comportamiento común de la especie, que normalmente suele huir de la presencia humana. Finalmente la noticia fue desmentida y el periódico se disculpó en favor del lobo.

 

Sin noticias de los partidos

Los grupos ecologistas han remitido a todos los partidos políticos que actualmente andan haciendo campaña por Andalucía las consideraciones que creen necesarias para la conservación del lobo en Andalucía. Aún no han recibido noticias del apoyo a estas propuestas. Por último aseguran que aparte de las ventajas ecológicas de conservación de la fauna, también se une la posibilidad de la explotación económica, ya que la observación de animales y las actividades paralelas a la leyenda del lobo, pueden dar buenos frutos económicos que nadie tiene en cuenta.

 

Comentarios

Post your comments

Suscríbete a Sevilla Visual

Síguenos

Sevilla Visual es un medio de comunicación independiente multimedia de Sevilla.